13 nov. 2015

Nuestros hijos y el dinero

finanzas-niña-ahorros


Una de las áreas más importantes en la vida de cada uno de nosotros es la financiera. Esta área  no será ajena a la vida de nuestros hijos, y como buenos padres es obvio que deseamos que en ella también les vaya muy bien, por ende, es nuestra responsabilidad instruirlos en el correcto uso del dinero y así librarlos de futuras malas decisiones económicas y sus nefastas consecuencias.


Dicen los expertos que la razón más importante para evitar o solucionar los problemas de dinero es que estos nunca se quedan sin afectar otras áreas de la vida. Acarrear problemas financieros puede perjudicar nuestro matrimonio, nuestras relaciones con los hijos, nuestro trabajo y aún nuestra salud y no estoy exagerando.

Personalmente, nunca recibí instrucción financiera por parte de mis padres, la busqué ya de adulto luego de tomar varias malas decisiones y de recibir los golpes de la vida producto de estas. Sé que mi caso no es poco común, muchos de nosotros no tuvimos una charla sobre dinero así como tampoco de sexo en casa, así que tuvimos que buscar dicha información en otro lado y por desgracia muchas veces la recibimos de los menos idóneos o por último de quienes querían sacar provecho de nosotros.

Estos son algunos conceptos valiosos que podemos enseñar a nuestros hijos:


1.- El dinero viene del trabajo

Algo fundamental que tus hijos deben aprender es que el dinero no crece en los árboles o que los bolsillos de papá y mamá no son cajeros automáticos ilimitados. Por esta razón, no recomiendo crear en ellos la costumbre o el hábito de recibir propinas, mesada, domingo o como le digan en tu país. 


Recuerda que los están preparando para el mundo real y acostumbrarlos a recibir dinero regalado los pondrá en aprietos cuando se den cuenta que fuera de casa nadie regala dinero. Por esta razón recomiendo, si tu niño tiene 5 años o más, establecer unas pocas actividades (solo una o dos al principio) por la cual ellos sepan que recibirán una remuneración, ojo, no estoy diciendo que por todo lo que hagan, solo unas pocas y siempre las mismas, por ejemplo, lavar el auto o sacar a pasear al perro. 


Por favor, no considerar dentro de estas actividades remuneradas las responsabilidades que cada niño debe tener como hacer las tareas o deberes de la escuela o tener su habitación ordenada. Puedes asignarle el pago de uno o dos dólares por actividad depende de la edad que tengan. 




El hecho de saber que ellos ganaron su dinero les ayudará a desarrollar una mentalidad distinta sobre el mismo, lo cuidarán más, serán más diligentes y sus decisiones serán más acertadas. Con esto no te estoy diciendo que de ahora en adelante ellos dejarán de recibir de ti ropa, educación o algún regalo que quieras darles, quiero dejar en claro esto, son solo unas pocas actividades específicas en casa. 


Es importante que la remuneración sea entregada de manera inmediata para que ellos vean el fruto de su trabajo.



2.- Llevar un presupuesto

Una de las razones porque los ricos llegaron a ser ricos es porque fueron ordenados y disciplinados con su dinero desde antes de serlo. Una herramienta fundamental e ineludible para lograrlo se llama presupuesto, que no es otra cosa que decirle a tu dinero que hacer en vez de preguntarte a donde se fue. 


El presupuesto para los niños va a ser muy básico y con solo tres rubros al principio, es recomendable que cada uno de estos rubros sea puesto en frascos transparentes a fin de que los niños puedan apreciar su avance y eso les inyecte una motivación especial.

Estos son los 3 frascos (rubros) que puede contener el presupuesto (para niños a partir de los 5 años aproximadamente):



3.- Frasco Dar

El dinero acumulado tiene el mismo efecto que el agua estancada; con el tiempo hiede. Las personas que solo se dedican a acumular son conocidas como tacañas y nadie quiere estar con ellas, en cambio personas con un corazón generoso siempre son bien recibidas. 


Es importante que tus hijos desarrollen un corazón dadivoso y que aparten de su dinero un porcentaje para ayudar a otros, pueden dar ese dinero a alguna entidad caritativa, la iglesia o a donde mejor lo prefieran pero que sea con un propósito de ayudar a otros. Las personas más ricas del mundo sostienen fundaciones con propósitos diversos, han fundado universidades, escuelas y bibliotecas como parte de un sentimiento de aportar a la sociedad.

4.- Frasco Ahorrar

Tener un colchón financiero para cualquier eventualidad de la vida o ponerse como objetivo la compra de algo y así no caer en las garras del crédito, son muy buenas razones para poner en práctica el ahorro. Si gustas motivar el ahorro en tus niños y de paso ir incentivando en ellos el gusto por las inversiones puedes proponerles sumar algo de dinero extra si cumplen objetivos pequeños de ahorro, por ejemplo, por cada cinco dólares que junten les puedes ofrecer añadir dos. 


También ayuda mucho motivarlo a que se plantee objetivos de compra, por ejemplo, pagar por su entrada al circo, un juguete que desean mucho, etc. Ellos sentirán una satisfacción muy especial cuando vayan por aquello por lo que juntaron con su dinero, producto de su esfuerzo.





5.- Frasco gastar

De este frasco ellos pueden hacer compras menores, por ejemplo, alguna golosina, unos globos en el parque, etc.



Si quieres romper una cadena familiar de desinformación sobre el correcto uso del dinero, tras leer este artículo busca tener una buena charla con tus hijos sobre el dinero. Está de más decir que la mejor forma de enseñar es con el ejemplo, eso te dará la autoridad suficiente para marcar la ruta por la que tus hijos deben ir.

Cuando asesoro financieramente a un padre o madre de familia, tengo la satisfacción de saber que estos consejos pueden también marcar la diferencia en la forma de vivir de toda una familia y probablemente de sus futuras generaciones.

Un saludo a todas las mamás y papás gallina.


Jairo Ramos


SIGUE A MAMÁS GALLINA EN LAS REDES SOCIALES:

  Síguenos en Facebook Síguenos en Instagram Síguenos en Twitter

2 comentarios: